• Imprimir

PAU (pruebas de acceso a la universidad)

La superación de la fase general tiene validez indefinida y la calificación de las materias de la fase específica tiene validez para acceder a la universidad el año en que se supera y para los dos cursos académicos siguientes.

En la fase general, no. Cada ejercicio se puntúa con una nota del 0 al 10 y la nota de la fase general es la media aritmética de los cinco ejercicios. Por tanto, una nota puede ser compensada por otra nota. En la fase específica se considerará superada cada materia si se obtiene una calificación igual o superior a 5.

En la web http://gecoplus.intranet.gencat.cat/es/03_ambits_dactuacio/acces_i_admissio_a_la_universitat/proves_dacces_a_la_universitat_pau/index.html

 puede consultar cómo son formalmente las pruebas, cuáles son los criterios de evaluación y los enunciados de los últimos exámenes de cada materia.

No, el vocal de centro no tiene funciones de vigilancia. Antes o después de los exámenes, fuera del aula, sí puede asesorar sobre las respuestas correctas, dar consejos, aclarar dudas, etc.,y, ante cualquier incidencia, es la persona de enlace entre su alumnado y el tribunal.

Sí, hay que dirigirse a la universidad o a la oficina de gestión de las PAU del lugar elegido y solicitar la admisión. 

Sí, será necesario que este curso hecho en el extranjero sea convalidable, legalizar documentos por vía administrativa, solicitar las convalidaciones al Departamento de Enseñanza, matricularse dentro del plazo de matrícula para estudiantes con el bachillerato o equivalente ya finalizado y hacer las PAU.

Sí, la nota de acceso a la universidad es una media ponderada entre la calificación de la fase general (40 %) y la nota media del expediente académico del bachillerato (60 %). Para poder hacer la media, es indispensable tener una calificación de la fase general igual o superior a 4 puntos. La nota de acceso debe ser igual o superior a 5 puntos.

Debe utilizarse el catalán en las pruebas de Literatura Catalana y Lengua Catalana y Literatura; el castellano en las pruebas de Literatura Castellana y Lengua Castellana y Literatura,y el idioma extranjero en la prueba de Lengua Extranjera. En todas las otras materias, el estudiante elige la lengua (catalán o castellano) en la que quiere hacer el examen.

Sí, tantas veces como se quiera para intentar aprobar o superar la nota.

Sí, cuando una nota de doble corrección difiere en dos o más puntos de la original, un tercer especialista realiza una nueva corrección. La calificación final será la media aritmética de las tres calificaciones.

El Servicio de Inspección del Departamento de Enseñanza supervisa los procesos de evaluación de los centros. Si se detectan diferencias significativas entre las notas de bachillerato y los resultados de las PAU, se hace un seguimiento especial del caso.

Hay que dirigirse al presidente o la presidenta del tribunal para ver si el problema aún es subsanable. En otros casos, habrá que esperar a la convocatoria siguiente.

Las etiquetas con código de barras identifican unívocamente al estudiante y se editan especialmente para cada uno de los estudiantes. Un programa informático seguro y un procedimiento de codificación-descodificación riguroso garantizan el buen funcionamiento del anonimato.

No, la nota de acceso (A) resulta de la media ponderada: A = 0,60 B + 0,40 P, donde B es la nota del expediente de bachillerato y P, la nota de la fase general, que debe ser igual o superior a 4 puntos. La nota P es la media aritmética de los cinco exámenes realizados en la fase general.

No: la nota de admisión a un determinado estudio de grado incorpora las calificaciones de las materias de la fase específica, y las pondera según el coeficiente que corresponda (0,1 o 0,2). El estudiante obtiene una nota de admisión específica para cada título de grado y universidad en la que solicite ser admitido.
Nota de admisión = nota de acceso + aM1 + b M2
M1, M2 = las dos calificaciones de las materias superadas en la fase específica (calificación igual o superior a 5) que, una vez hecha la ponderación, proporcionen una mejor nota de admisión.
a, b = parámetros de ponderación de las materias de la fase específica (0,1 o 0,2).

Sí, siempre que esta materia superada (nota = 5) esté vinculada a la rama de conocimiento en la que se inscribe el título de grado.

No, ya que en el nuevo modelo desaparecen las vías de examen y, por tanto, también su correspondencia con los títulos de grado y universidades. Para esos estudiantes la nota de admisión se calculará de la siguiente forma:
Nota de admisión = CDA + a M1 + b M2
CDA = calificación definitiva de la prueba de acceso anterior.
M1, M2 = las dos calificaciones de materias superadas en la fase específica (calificación igual o superior a 5) que, una vez hecha la ponderación, proporcionen una mejor nota de admisión.
a, b = parámetros de ponderación de las materias de la fase específica.

En los centros de secundaria y en el web Pruebas de acceso a la universidad PAU se informa de todos los detalles sobre las pruebas (días, horario...). El estudiante que ya no está en ningún centro podrá consultar el lugar donde realizar las pruebas a través del portal web accesnet.gencat.cat.

Para respetar la igualdad de oportunidades y evitar que ningún tipo de influencia pueda privilegiar nadie.

Las pruebas garantizan que todos los futuros universitarios y universitarias hayan alcanzado un determinado nivel de conocimientos; además, sirven para homogeneizar la formación recibida en centros muy diferentes. Las notas de admisión ordenan las solicitudes para realizar estudios en los que la demanda supera la oferta posible.

Se tendrá en cuenta la mejor nota que se haya obtenido, tanto en la fase general como en la fase específica. Un nuevo intento nunca puede perjudicar.

Sí, en caso de un comportamiento inaceptable durante un examen, cualquier vocal del tribunal que vigile tiene la capacidad para hacerlo.

No, ningún profesor o profesora de un centro de secundaria puede corregir los exámenes de sus alumnos.

La mayoría de estudiantes las superan (el 91,92 %, en las PAU de junio del 2014). Conviene, no obstante, no limitarse al aprobado y sacar la mejor nota posible, ya que esta nota influye al escoger los estudios universitarios.

El profesorado universitario que ha redactado los exámenes.

La Comisión Coordinadora de las Pruebas de Acceso alas Universidades de Cataluña, mediante la Oficina de Acceso a la Universidad, del Consejo Interuniversitario de Cataluña.

Especialistas universitarios, siguiendo los criterios de evaluación fijados por la Comisión Coordinadora de las Pruebas de Acceso a las Universidades de Cataluña, redactan los enunciados, hacen especificaciones y dan instrucciones a los correctores.

Para la convocatoria de junio se establece un tribunal especial y de incidencias para las personas que, por dificultades específicas y certificables (es necesario que estén en posesión de la resolución por la que se califica el grado de disminución, emitida por el Departamento de Bienestar Social y Familia, con un mínimo de un 33 % de grado de disminución), necesitan unas condiciones especiales para hacer las pruebas.
Al tratarse de incidencias ya conocidas, a priori se preparan soluciones concretas que facilitan poder hacer los exámenes (enunciados en braille, ordenador para teclear, mesas especiales, etc.).

El profesorado universitario y de secundaria que actúa en los tribunales vela tanto por el desarrollo de las pruebas como por su corrección.

En una reclamación, el examen es revisado formalmente, es decir, se observa si los apartados han sido corregidos, si la suma total de puntos es correcta, etc.
En una doble corrección, el examen se vuelve a puntuar totalmente; la nota que se obtiene haciendo la media de las dos correcciones sustituye a la primera puntuación. En este caso, la nota puede ser igual, superior o inferior.

Hacer muy bien el bachillerato, ya que las PAU se adecúan a los contenidos del bachillerato. También resulta útil observar exámenes de las PAU de los cursos anteriores para saber cómo son y procurar hacer correctamente el desarrollo y la presentación del examen.

Pedir una nueva en las oficinas de las PAU correspondientes si la pérdida se produce antes del mes de noviembre del mismo año en el que se han hecho las pruebas. Pasado este plazo, se deberá solicitar al servicio de gestión académica de la universidad donde estaba adscrito el centro de bachillerato.

El DNI y la hoja de matrícula son obligatorios. Para las materias de latín o griego, un diccionario. Para las materias de ciencias, una calculadora científica, pero no se autorizará el uso de calculadoras que lleven información almacenada o puedan transmitirla. En las materias de dibujo técnico y de artes, el material específico descrito en la web de las PAU. Además, un bolígrafo y, sobre todo, una buena preparación.

Es recomendable consultar los Criterios de evaluación de las materias y los casos en los que faltas de ortografía, errores, etc., pueden restar puntuación. Asimismo, se aconseja leer las recomendaciones pertinentes del web de las PAU.

Para resolver cualquier incidencia hay que dirigirse al presidente o a la presidenta del tribunal, que es la persona encargada de resolver los problemas que surjan.

Si el estudiante ya no forma parte de un centro de secundaria deberá realizar la matrícula a través del portal https://accesnet.gencat.cat/, en los plazos establecidos.  

En el centro donde estudia, el alumno recibirá toda la información de trámites y de plazos para la formalización de la prematrícula, la matrícula y la consulta de resultados, que se hacen a través del portal de Internet: https://accesnet.gencat.cat/.

El acceso al aula implica siempre la entrega obligatoria del cuaderno de examen debidamente etiquetado, aunque se haya dejado en blanco. El hecho de no entregar un cuaderno de examen en la fase general equivale a un NO PRESENTADO en la materia y a un NO APTO/A en la nota de acceso. En la fase específica, la no presentación del cuaderno de examen equivale a un NO PRESENTADO y, por tanto, no se incluirá en el cálculo de la nota de admisión.

En la fase general, sí. En cada convocatoria deben hacerse los cinco exámenes y no se guardan notas parciales. La fase general es una prueba global en la que, en cada convocatoria, se ponderan, a la vez, todos los resultados.

No, para poder acceder a la universidad es obligatorio superar la fase general. La fase específica es de carácter voluntario y permite mejorar la calificación obtenida en la fase general.

Sí, el nuevo modelo de prueba de acceso a la universidad es más abierto y más flexible. Cada estudiante define su propia opción de examen, pero solo son materias de exámenes PAU las relacionadas en la Orden EDU/340/2009, de 30 de junio (DOGC09.07.2009), por la que se vinculan las materias de modalidad del bachillerato a las pruebas de acceso a la universidad.

No, cada título de grado de cada universidad está adscrito a una única rama de conocimiento, que será la que se tendrá encuenta a la hora de hacer el cálculo de la nota de admisión.

Sí, cada estudiante elige las materias de las que se quiere examinar, dependiendo del título de grado al que quiere acceder.

Los estudiantes con el título de bachillerato LOGSE o con el curso de orientación universitaria (COU) que quieran examinarse de las PAU deberán adaptarse a las PAU del bachillerato LOE.
Dichos estudiantes podrán examinarse tanto de la fase general como de la fase específica de la prueba. En caso de mejora de nota de la fase general, se tendrá en cuenta la calificación obtenida en la nueva convocatoria.
Para los estudiantes que hayan aprobado las PAU según normativas anteriores, su nota de admisión se calculará así:
Nota de admisión: CDA + a M1 + b M2.
CDA = calificación definitiva de la prueba de acceso anterior.
M1, M2 = las dos calificaciones de materias superadas en la fase específica (calificación igual o superior a 5) que, una vez ponderadas, proporcionen una mejor nota de admisión.
a, b = parámetros de ponderación de las materias de la fase específica.

Sí, las materias de modalidad solo deberán ser diferentes cuando el estudiante se examine de la fase general y de la fase específica en la misma convocatoria.

Los alumnos que tienen coincidencia horaria en dos o tres materias de las que deben examinarse, harán estas pruebas de manera continuada sin salir del aula, con el mismo tribunal y el mismo día de examen previsto.

Fecha de actualización:  15.12.2015